Lo que no sabías sobre el Palacio de Bellas Artes

México está lleno de lugares maravillosos, uno de ellos es el Palacio de Bellas Artes, el cual está ubicado a un costado de la Alameda Central, en la Ciudad de México. Este lugar cuenta con más de 80 años de edad desde que se abrieron sus puertas, inaugurado oficialmente el 29 de septiembre de 1934.

El Palacio de Bellas Artes comenzó a construirse el 2 de agosto de 1904 con el objeto de reemplazar al demolido Teatro Nacional de México. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari. 

  1. El teatro tiene un telón único en el mundo: ¡es de cristal y pesa 24 toneladas! Se realizaron más de un millón de piezas de vidrio para formar un paisaje del Valle de México, con los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Fue hecho en la Casa Tiffany de Nueva York y está inspirado en un cuadro del pintor Gerardo Murillo, mejor conocido como el Dr. Atl.
  2. Algunos de sus muros están pintados con obras de Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, los muralistas más importantes de México. También hay murales de Rufino Tamayo y Jorge González Camarena, entre otros artistas nacionales. En total son 17 murales.
  3. El plafón del teatro es un vitral circular en el que aparecen el dios Apolo y las nueve musas, diseñado por el húngaro Géza Maróti. Contemplar esta imponente obra es un verdadero deleite.
  4. El edificio está dividido en seis áreas: teatro, sección de museos, biblioteca y oficinas. Además la planta baja cuenta con restaurante, tienda y librería. Hay conciertos, ópera, presentaciones de ballet clásico, moderno y folklórico, presentaciones de libros y exposiciones de pintura, escultura, fotografía, etc.
  5. Hasta 1921 el palacio seguía hundiéndose. Ese año alcanzó un hundimiento de 1.80 metros. El problema se detuvo rellenando la parte oriente del edificio con más de 950 toneladas de cemento y cal.
  6. Fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 por el presidente Abelardo L. Rodríguez, con un programa que inició con la interpretación del Himno Nacional a cargo de la Orquesta Sinfónica de México y la obra teatral ‘La verdad sospechosa’, de Juan Ruiz de Alarcón.
  7. María Callas considerada la soprano más importante de su época se presentó el 23 de mayo de 1950. Para 1968 se contó como invitado de honor al jazzista norteamericano Duke Ellington. Luciano Pavarotti  se presentó por última vez en la Ciudad de México en este escenario de la mano de Beverly Sills con su interpretación de Macbeth.
  8. La primera obra montada fue La verdad sospechosa de Juan Luis de Alarcón, interpretada por María Teresa Montoya.
diciembre 02, 2020 — Jennifer Montes